domingo, 27 de mayo de 2018

Mensajes amables de fin de semana: Cibeles, Afrodita y la enajenación momentánea de los porteros del Bayern y del Liverpool



Estimad@s Clientes y/o amantes del LEAN:

Los dioses griegos eran bastante crueles; cuando apoyaban a alguien, lo hacían hasta el final; cuando enfilaban a alguien, también
Soy un moderado seguidor del Real Madrid, sin pasiones especiales…. jamás me pelearía con alguien por culpa del fútbol
Este mail está basado en una humilde reflexión basada en dos desgraciadas jugadas de grandes porteros europeos, uno del Bayern y otro del Liverpool, que han sido decisivas a la hora de decantar la victoria hacia el lado blanco
Sin esta explicación del apoyo de los dioses griegos al Madrid, simplemente NO puedo entenderlo
El portero del Bayern no sabe qué hacer con la pelota, si despejarla con los pies o con las manos….y al final no hace nada!!!!!!




EROS Y PSIQUE
Una prueba de la popularidad de la que gozó la diosa Afrodita en la Antigüedad son la gran cantidad de mitos en los que la diosa ejerce un papel, ya sea protagonista o secundario.
Una de las más hermosas narraciones mitológicas de los textos clásicos, recogida por Apuleyo en su novela El asno de oro, cuenta la historia del amor entre Eros y Psique.
La diosa del amor se sentía celosa ante la belleza de una mujer mortal, la joven Psique, de modo que, para satisfacer su ira, ordenó a su hijo Eros que provocara con sus flechas que ésta se enamorara del hombre más repulsivo de la tierra.
Eros se disponía a cumplir el encargo de su madre cuando, al ver la belleza de Psique, se enamoró de ella. El dios inició entonces una relación de apasionado amor con Psique, hasta que la joven, llevada por la envidia de sus hermanas, desobedeció la petición de Eros de que en todos sus encuentros reinara la más absoluta oscuridad, de forma que éste nunca descubriera la identidad de su amante.





La joven Psique, desesperada por haber perdido el amor de Eros, elevó una súplica a Afrodita. La diosa le prometió revelarle el paradero de su hijo siempre que Psique consiguiera ordenar una gran montaña de granos en un tiempo concreto, una tarea a todas luces imposible para un mortal.
Eros, al ver la desesperación de su amada, decidió ayudarla en secreto, e hizo que unas hormigas colaboraran con la joven en la tarea.
Afrodita, asombrada de que la joven hubiera tenido éxito en el encargo, decidió encomendarle otra prueba. Le encargó que consiguiera la lana de oro de unas ovejas doradas que pastaban cerca de un río.
La diosa no advirtió a Psique que las ovejas eran extremadamente peligrosas y agresivas, buscando con ello que la joven muriera en el intento de conseguir la lana. Por suerte para Psique, el dios del río junto al que pacían los animales advirtió a la joven del peligro, recomendándole que se acercara a las ovejas sólo cuando éstas se encontraran adormiladas a la sombra.
Psique hizo caso de los consejos del dios del río y, de este modo, consiguió la lana de oro. La última prueba que puso Afrodita a la muchacha fue descender al infierno para pedirle a Perséfone parte de su belleza, de forma que ésta le permitiera a Eros, deprimido por la ausencia de su amada, recuperar su antiguo esplendor. Por mucho que buscó la forma de entrar al inframundo, Psique no encontró ninguna entrada. Desesperada, decidió que el camino más rápido seria la muerte, por lo que se subió a una torre dispuesta a arrojarse para quitarse la vida.
En el último momento, una voz surgida de los cielos la detuvo y reveló a la joven los secretos para entrar y salir del infierno indemne. Psique hizo caso de estos consejos y logró llegar hasta Perséfone, que, encantada de compartir su belleza con Afrodita, le entregó lo que la joven pedía.
Ante esta prueba de amor, Afrodita se ablandó en su cólera y decidió permitir la relación de Psique con su hijo.
Zeus hizo inmortal a la joven, de modo que pudiera compartir toda la eternidad con su amado Eros.

AFRODITA, HEFESTO Y ARES




La diosa Afrodita fue entregada en matrimonio al deforme Hefesto, según algunos autores como compensación por el trato que éste había recibido de sus padres durante la niñez debido a su fealdad y sus malformaciones.
El matrimonio de Afrodita no fue, sin embargo, en absoluto dichoso, pues la fealdad de Hefesto acabó por repugnar a la diosa, que, necesitada de afecto masculino, acabó cayendo en los brazos del apuesto Ares, dios de la guerra.
Ambos iniciaron una relación adúltera, relación que trataron de esconder al resto de divinidades. Sin embargo, el engaño no duró mucho.
Helios, dios del sol, que desde lo alto del firmamento contempla todas las actividades de dioses y mortales, descubrió la infidelidad de Afrodita y corrió a la fragua de Hefesto para revelarle al dios el engaño. Éste, irritado, decidió urdir un engaño para humillar a su esposa y al amante de ésta. En su fragua tejió una red de plata irrompible. En un momento en el que Ares y Afrodita estaban copulando en el lecho, Hefesto les sorprendió y arrojó sobre ellos la red mágica. Los amantes quedaron atrapados por el artefacto. Hefesto, para humillarles y dejar patente la traición de su esposa, llamó a todos los dioses para que contemplaran sus cuerpos desnudos entrelazados. Afrodita, avergonzada, suplicó a su esposo que la liberara, prometiendo romper su relación con Ares. Hefesto, ablandado por las súplicas de su esposa, decidió retirar la red y terminar con el suplicio al que había sometido a los dos amantes.

ADONIS




El mito de Adonis está relacionado con Afrodita desde la misma narración del nacimiento del joven. Los autores antiguos cuentan que Mirra, hija del rey de Chipre, afirmó que era tan bella como la misma Afrodita.
En castigo por esta insolencia, la diosa hizo que en el pecho de la joven se encendiera una incontenible pasión hacia su propio padre. A sabiendas de que éste rechazaría unas relaciones incestuosas con su hija, Mirra se hizo pasar por una prostituta y, de este modo, logró acostarse con su padre.
La joven quedó embarazada, y al descubrir su padre el deshonor que había caído sobre la familia, trato de matar a Mirra. Ésta suplicó entonces a los dioses que salvaran su vida y éstos, atendiendo su súplica, la convirtieron en un árbol, que en adelante llevaría el nombre de la joven, el árbol de la mirra. Sin embargo, la gestación de su hijo estaba en un estado tan avanzado que de la corteza del árbol surgió un hermoso bebé que quedó depositado a los pies de la planta.
La diosa Afrodita descubrió al bebé y lo adoptó, poniéndole de nombre Adonis. Para que creciera seguro, le confió su cuidado a Perséfone, reina del infierno, que crió al bebé hasta que alcanzó la adolescencia.
Adonis se convirtió en un joven hermoso, hasta el punto de que, cuando Afrodita regresó al infierno para buscarle, Perséfone se negó a devolver la custodia de Adonis. Ante la disputa de las diosas, Zeus dictaminó que el joven pasara un tercio del año con Perséfone, un tercio con Afrodita y un tercio con quien él mismo deseara.
Tras su regreso a la tierra, el joven Adonis desarrolló una gran afición por la caza, pasión en la que la diosa Afrodita le acompañaba cada vez que podía.
Pese a que gozaba de la protección de las divinidades, Adonis era un mortal, y como tal podía morir a manos de las bestias que trataba de dar caza. Afrodita le advirtió de los peligros que corría en cada cacería, pero el joven Adonis no quiso escucharla.
En una ocasión en la que trataba de dar caza a un enorme jabalí, éste se volvió contra Adonis y, tras castrarle con sus colmillos dio muerte al joven. Algunos autores afirman que el jabalí fue enviado por el dios Ares, celoso de la relación que Afrodita, su amante, mantenía con el bello Adonis.
La diosa Afrodita, al descubrir el cadáver del joven, convirtió cada gota de su sangre en una anémona, de forma que su muerte quedara honrada en cada florecimiento de esta planta. Desde este momento, numerosas ciudades instauraron un culto al joven fallecido en el que éste era asociado a Afrodita.

AFRODITA EN EL CICLO TROYANO
La diosa Afrodita tuvo un papel protagonista en numerosos episodios del ciclo troyano, ayudando en todo momento a los ejércitos de Príamo. El origen de su relación con los troyanos se remonta a unas décadas antes de que estallara la guerra. Durante la celebración de las bodas de Tetis y Peleo, la diosa Eris, divinidad de la discordia, enojada por no haber sido invitada al evento, hizo acto de presencia y arrojó una manzana de oro en medio de la reunión. “Para la más bella”, fueron sus únicas palabras antes de desaparecer. Las diosas comenzaron a discutir entonces para decidir quién de ellas tenía derecho a quedarse con la manzana. Tres divinidades optaban al título de la diosa más bella: Atenea, Afrodita y Hera. Para evitar que la discusión entre ellas se tornara violenta, Zeus decidió buscar un juez imparcial que dirimiera el litigio. Escogió a Paris, un pastor que apacentaba sus reses en el monte Ida, cerca de Troya. Entregó a Hermes la manzana de oro con el encargo de que se la llevara al pastor, para que éste se la ofreciera como presente a la diosa que considerara más hermosa.




Hermes se presentó en el monte Ida e informo a Paris de los designios de Zeus. El pastor aceptó el encargo, de modo que las tres diosas se fueron presentando ante él en el máximo apogeo de su belleza. Para tratar de sobornar al juez, cada una de ellas le ofreció un don en el caso de resultar elegidas. Atenea le ofreció la sabiduría. Hera la felicidad conyugal y la dicha familiar.
Afrodita, por último, le prometió el amor de la mujer mortal más hermosa del mundo.
Paris no dudo un instante y, ya fuera porque su regalo le parecía el más apetecible, ya porque considerara que realmente era ésta la diosa más hermosa, escogió a Afrodita y le hizo entrega de la manzana de Eris.
De este modo, Hera y Atenea juraron odio eterno al pastor, mientras que Afrodita se convirtió en su protectora.
La diosa no tardó en hacer efectiva su promesa. Cuando años después Paris descubrió que no era un simple pastor, sino uno de los hijos de Príamo, rey de Troya, regresó a la ciudad y paso a llevar la vida que le correspondía como príncipe.
En calidad de tal, Príamo le envió como embajador a Esparta, ciudad del Peloponeso con la que Troya quería establecer una relación comercial.
Cuando Paris llegó a Esparta descubrió que su rey, Menelao, se encontraba fuera de la ciudad, y que era su esposa, Helena, la que actuaba de regente. Helena era una joven, hija de Zeus, considerada la mujer más hermosa de toda la tierra.
Paris quedó prendado de la belleza de Helena, y en, ese momento, Afrodita cumplió su promesa, haciendo que Helena se enamorara perdidamente del príncipe troyano. Paris raptó a la joven y partió en sus barcos, llevándose además consigo una parte de los tesoros de Esparta. Cuando Menelao regreso y descubrió el rapto de su esposa decidió declararle la guerra a la ciudad de Troya, siendo éste el origen del conflicto.





Durante la guerra, Paris siguió disfrutando de la protección de Afrodita. Dado que éste no era un gran guerrero, en cada ocasión en la que tenía que acudir al combate, la diosa se cuidaba de que los poderosos héroes griegos no hirieran a su protegido. Cada vez que Paris estaba amenazado, Afrodita le cubría con una espesa nube que le hacía invisible a sus enemigos y posteriormente le llevaba por los aires hasta sus aposentos en el palacio de Príamo, donde Helena aguardaba impaciente su regreso.
Su función de protectora de Paris no fue el único motivo que tuvo Afrodita para proteger a los troyanos en la batalla. Ella misma, décadas antes del conflicto, había amado a un joven troyano llamado Anquises, con el que tuvo un hijo, el pequeño Eneas.
Eneas había crecido hasta convertirse en uno de los guerreros más poderosos aliados de Príamo. Anquises, sin embargo, había envejecido como mortal que era, y en el momento en el que estalló la guerra de Troya Afrodita ya había perdido interés en él.
La diosa sí se preocupó en todo momento de proteger a su hijo en la batalla, cubriéndole con una nube protectora cada vez que Eneas estaba en peligro de ser herido por las armas griegas.
Afrodita fue la responsable de advertir a Eneas de que Troya caería en manos de los griegos, advertencia gracias a la cual el héroe abandonó la ciudad antes de que los argivos la destruyeran, logrando salvar así su vida y la de su familia.


Dedicaré el resto del escrito a describir cómo dice la leyenda que nació Venus, original donde los haya
Para ello, me apoyaré en cómo lo describe Botticelli, en su impresionante cuadro de la Galería Uffizi, en Florencia:
  
El nacimiento de Venus en la Mitología




La Mitología cuenta que Venus nace de los genitales del dios Urano, que son cortados y arrojados al Mar por Crono. ¡Tal cual!
Botticelli elige para representar a la Venus romana o Afrodita griega (Diosa del Amor) el momento descrito por Homero en el que la Diosa llega a la isla de Citera inmediatamente después de su nacimiento.
La diosa aparece desnuda en el centro de la composición sobre una enorme concha. Sus largos cabellos rubios cubren sus partes íntimas y con su brazo derecho trata de taparse el pecho.
Acompañada por Céfiro, el dios del viento, y Aura, la diosa de la brisa, ambos personajes abrazados en la parte izquierda de la representación mientras que en la parte derecha observamos a una de las Horas (diosas de las estaciones, en concreto de la primavera, ya que lleva su manto decorado con motivos florales) que espera con un manto de flores para arropar a Venus.

Esta obra fue la primera pintura hecha en gran escala en el tiempo del renacimiento con un motivo exclusivamente secular y mitológico. Esta es considerada una de las pinturas más famosas en la historia del arte. Celebra la idea fundamental de la apariencia de la belleza en la tierra. Aqui encontramos representados los tres elementos esenciales de la materia: aire, tierra y agua.
El nacimiento de Venus retrata uno de los más pintorescos mitos clásicos que nos transporta en un mundo de sueños y poesía. Antiguamente el único cuerpo desnudo femenino pintado por muchos artistas había sido EVA. Sus típicas escenas incluían la famosa serpiente que la tentaba o expulsaba del paraíso por desobedecer a Dios. Su desnudo se asociaba más a un acto de vergüenza del pecado original. 
En El nacimiento de Venuspor primera vez, se muestra lo opuesto. Venus se encuentra radiante y su imagen está llena de vitalidad. Boticcelli invita a sus espectadores a considerar una armonía entre la mente y el cuerpo.
Les describo esta escena….
Aquí vemos una Diosa Venus transportada sobre las aguas en una concha gigantesca. Venus se encuentra en el centro, a su derecha una pareja formada por Céfiro y su consorte Cloris.  A su izquierda se encuentra la Hora Primavera. Observamos como desembarca en la playa de una de las islas Chipre, Pafos o Citerea donde hay un naranjal mientras una lluvia de rosas caen a su alrededor y es empujada por el soplo de los dioses.
El nacimiento de esta Diosa representa el alma en el camino de la encarnación de los reinos espirituales.  Venus montando una concha representa el acto mismo de la encarnación y esperar ser cubierta por una túnica roja simboliza que obtendrá un cuerpo material. En pocas palabras, el nacimiento de Venus alegóricamente ilustra el misterio de nuestro nacimiento. El renacimiento a la vida por el Bautismo del cristiano.
Quiénes son cada personaje y qué simbolizan?
  • VENUS : Venus es su nombre romano; los griegos la llamaban Aphrodita. Ella es la diosa del amor, belleza, risa y matrimonio. Venus trae belleza al mundo y por lo tanto los que aman la belleza persiguen valores que son elevados e incluso celestiales. Una de las mas importantes diosas de la antigüedad.
  • CEFIRO:  también conocido como el hijo de Aurora ( el alba ) es el Viento del Oeste.
  • CLORIS: Ella era la ninfa de la brisa, consorte de Céfiro. Su nombre tambien significa pálido. Los romanos la apodaron Flora, pero tambien la han identificado con Aura, diosa de la brisa.
  • PRIMAVERA: una de las diosas de las estaciones. La estación del renacer.

VENUS:
Quién era la modelo de Venus?




Simoneta Vespucci  fue una musa italiana del renacimiento, esposa de Marco Vespucci de Florencia, familiar de Américo Vespucio. Pintada por Botticelli en varias ocasiones, fue  la familia Vespucci que la dió a conocer al mundo. Muchos pintores en Florenica quedaron locos con ella y desearon usarla como modelo. Entre éstos, los hermanos Lorenzo y Giuliano, de la familia de los gobernantes Medici.
  • En mitología, Venus-Afrodita nació de la espuma de mar. La teología romana presenta a Venus como el principio de rendimiento, esencial para la generación y el equilibrio de la vida. Ella puede dar la victoria militar, el éxito sexual, la buena fortuna y prosperidad.
  • Venus se encuentra en la pose llamada contrapuesto ( contrapposto ) que es mucho mas elegante que si la modelo estuviera parada con ambos pies juntos y derechos en el suelo.
  • La pose de la Venus de Botticelli es una reminiscencia de una Venus de la colección Medici. Una escultura de mármol de la antigüedad clásica  que Botticelli tuvo oportunidad de estudiar. En ambas obras , Venus oculta sus senos y la zona genital con sus brazos.



  • En El Nacimiento de Venus, ella no cubre más de lo que cubriría un pequeño bikini. Sin embargo, el movimiento de su brazo le trae a la vida y permite que el artista ponga sus manos en una posición realista.



  • De ojos sonadores y tímidos mirando hacia ningún lugar en particular.
  • Su mente está en otro lado como si recordara el lugar lejano de donde proviene.
  • Completamente desnuda porque acaba de nacer. Este es un nacimiento inusual porque es el nacimiento de una diosa. Según la leyenda Venus ya era una adulto cuando nació.
  • Venus casi siempre es mostrada desnuda porque ella es un ser sobrenatural. Nada puede afectar ni lastimarla como lo haría el frío o alguna otra cosa a un ser humano.
  • Boticelli quiso mostrarnos en la expresión soñadora de Venus que no basta con reconocer cuan hermosa era sino que también tenemos que entender que su belleza viene de otro mundo. Un mundo que no podemos conocer o entender, donde todo debe ser perfecto como lo es ella.

Qué significa la inmensa concha en la que descansa Venus?




Los caracoles han sido siempre considerandos como símbolos de la fertilidad femenina. El dorso de la cáscara se asemeja a un vientre de embarazada, y la parte inferior de la cáscara se asemeja a una vulva. La concha, como símbolo de Venus, significa el renacer de una persona, su resurrección; es decir, la “muerte” o superación del “ego” (egoísmo y egocentrismo) para dar paso al “auténtico yo” (sencillo y humilde).
Esta gran concha es conocida como La Concha del peregrino porque en la Edad Media, una  de las peregrinaciones cristianas más importantes era la que se realizó al el santuario del apóstol Santiago de Compostela, en España. A partir de aquí se desarrollaron una de las leyendas donde se sostiene que la ruta del  Camino de Santiago era una especie de encuentro con sus orígenes, imprescindible en el ser humano para su propia supervivencia. La ruta tenía ya un significado devoto y penitencial, en cierta manera un encuentro cotidiano con Tierra Sagrada.
Según la leyenda, el apóstol Santiago El Mayor (muerto en Jerusalén en el 44 DC) fue enterrado allí.  La concha es el símbolo  de la dirección del camino de Santiago a su paso por la ciudad de León. Este peregrino también llevó una concha con él en su vestimenta. Por esta razón,se convirtió en costumbre que los peregrinos, que caminaban por varios días y horas, recogían a su paso las conchas de la orilla del mar para demostrar que no habían renunciado a lo largo del camino. Ahí es donde viene el nombre de concha de Santiago (concha del peregrino).




Una versión alternativa de la leyenda sostiene que, si bien los restos del apóstol Santiago estaban siendo transportados a Galicia (España) de Jerusalén, el caballo de un caballero cayó al agua, y emergió cubierto en conchas.

CEFIRO y CLORIS:




A la izquierda del cuadro observamos los primeros dos personajes de esta obra. Cefiro es conocido como el Viento del Oeste. El es la suave brisa de la primavera que impulsa a Venus a la orilla. Aqui lo vemos entrelazado con la diosa Cloris a quien la había secuestrado. Ellos simbolizan la unión de la materia y del espiritu.
Cómo la secuestró a Cloris?
La ninfa Cloris fue secuestrada por Céfiro en el jardín de las Hesperides. Céfiro se enamoró de su víctima y ella consintió convertirse en su esposa. De esta manera la ninfa subió su rango a diosa. Asi fué como esta nueva diosa sostenía el perpetuo dominio sobre las flores.

Qué significaban las rosas?




De acuerdo a la mitología antigua , la rosa fue creada al mismo tiempo que  el nacimiento de la diosa del amor. La rosa con su exquisita fragancia y belleza, es el símbolo del amor. Sus espinas nos recuerdan que  el amor puede ser doloroso.

Porqué esta pareja tiene diferentes colores de piel?




Primero les comento que esta no es una pintura cristiana, por lo tanto no existen ángeles. Esta pareja tienen alas porque viven en el cielo.  Boticcelli  quiso  diferenciar  dos tipos de vientos de diferente fortaleza. Por esta razón, los pintó como un hombre y una mujer. Tradicionalmente las figuras masculinas se pintaban con una piel mate más oscura como si hubieran sido bronceadas por el sol. Las mujeres se mostraban usualmente con una piel mas clara como si siempre se protegían del sol. Asi es como aparecen mas suaves, delicadas y frágiles.

Cómo definían su fortaleza?
Como ellos son conocidos como los Vientos, se encuentran soplando hacia Venus para que ella pueda llegar a la orilla. Los soplos de aire dibujados por Boticelli eran lineas blancas mas marcadas. Un soplo de aire más fuerte para Céfiro que para Cloris. El soplo de Céfiro alcanza a levantar el pelo de Venus y la túnica roja  que trae una de las Horas.

HORA PRIMAVERA:




  • Ella era una de las tres gracias, que eran las tradicionales compañeras de Venus. En su vestimenta asi como en la túnica que trae se encuentran dibujadas muchas flores primaverales porque  Venus nació en la primavera.
  • Esta Hora se encuentra en las puntas de sus dedos de los pies, para no perderse la llegada de Venus. Con su brazo levantado y  lista para poner la capa sobre sus hombros.
  • Su traje es blanco y está bordado de acianos**.  Un cinturón de rosas ( la flor de Venus ) rodea su cintura y en el cuello luce una elegante guirnalda de  mirto *** ( la planta de Venus ). Entre sus pies florece una anémona azul **** que refuerza la idea de la llegada de la primavera.

Para terminar, observemos las olas del mar…..
En esta pintura no podemos esperar que  la naturaleza sea el tema principal porque  Boticelli no necesitaba hacer una fiel replica del mar. Aprovechando la necesidad de imitar unas olas reales, fue creando un patrón de V formas. Todas ellas muy  estilizadas que a medida que se alejaban en la distancia, se reducían en tamaño y al acercarse a los pies de la concha cambiaban su forma.

Una mirada general del cuadro nos muestra….


Toda la pintura esta bañada por un resplandor dorado que muestra un mundo transformado por la belleza de Venus. Todo el cuadro fue pintado usando colores claros y suaves.  La piel de Venus es muy parecida al color de las perlas. Aqui Venus aparece como una estatua hecha de puro mármol mas que de carne.
La parte derecha del cuadro es mas oscura pero todo sugiere que la presencia de Venus hará que esa sombras desaparezcan.


Vocabulario:
púdica: En latín significa casta, virtuosa y modesta
acianos: El aciano o azulejo (Centaurea cyanus) es una planta hernacea anual o bienal de la familia de las asteraceas.
mirto: Flores axilares, blancas, fragantes y muy olorosas .Se cultiva desde la antigüedad por sus flores y sus hojas aromáticas y se la consideraba el símbolo del amor y la belleza.
anémonas: Son animales sésiles que se fijan al substrato marino, ya sea la arena del fondo.

Referencias:

Resumen también sacado del blog de Marisol:
  
Un cordial saludo
Álvaro Ballesteros   
















No hay comentarios:

Publicar un comentario